lunes, 17 de septiembre de 2012

Distintos largos de Falda y un poco de su historia



La falda es una prenda de vestir primordialmente femenina que cuelga de la cintura y cubre las piernas, al menos en parte. Suele ser de tela y de forma cilíndrica o tronco-cónica, y a diferencia de los pantalones no está dividida.
En su versión más sencilla puede ser un trozo de tela que se enrolla en la cintura (pareo, sarong), aunque la mayoría de las faldas son ajustadas en la cintura y más amplias según se desciende. Dependiendo de las épocas, las modas y el exhibicionismo de quien la lleve, la longitud de la falda puede ir de poco más que un cinturón, llegar hasta el suelo, y cualquier otra medida intermedia.
Algunas faldas medievales llegaron a tener más de tres metros de diámetro en la base. En el extremo contrario las minifaldas de los años 60 (y siguientes) son prendas mínimas que pueden llegar a no cubrir la ropa interior estando sentado, y en casos extremos ni estando de pie, para estos últimos se emplea el término de falda-cinturón o microfalda.
Existe también un tipo de faldas montadas en un cuerpo que forman una sola pieza, que se le da el nombre simplemente de vestido. Suele utilizarse en reuniones sociales de gran formalidad.
Hacia el siglo XVI, la falda de la gente de pueblo era una pieza cuadrangular de tela, con un agujero en el centro, por el que se ajustaba a la cintura mediante un cinturón o simplemente una cuerda, de modo que colgaban cuatro picos.
 Durante el siglo XIX los cortes de la faldas en la cultura occidental sufrieron más variaciones que en ninguna otra época. La cintura de la falda empezó a estar situada a la altura del pecho (debajo de los senos) y fue bajando paulatinamente hasta la cintura. Al principio fueron bastante estrechas y se fueron ensanchando hasta llegar a la crinolina, el polisón, el corsé y el miriñaque (armazones bajo las faldas para darles volumen). Durante todo el periodo, el bajo osciló desde debajo de la rodilla hasta el suelo.
 Desde 1915, las faldas de día dejaron de arrastrarse por el suelo. Durante los siguientes 50 años, las faldas se volvieron cortas (años 20), luego largas (años 30), después más cortas (los años de la Segunda Guerra Mundial), después largas y se volvieron extremadamente cortas en los años 60, cuando se hicieron tan cortas como fue posible sin llegar a enseñar la ropa interior, lo que en aquella época constituía un tabú.
A partir de los años 1970 la popularidad de los pantalones para todo uso ha hecho que ninguna longitud de falda haya sido dominante, coexistiendo las minifaldas con las faldas por la rodilla o incluso las faldas largas.

3 comentarios:

  1. Niñaaaaaaaaaaaaa
    Enséñame a cosel, que me haga mandiles de volantes pa bailalllll.

    Feliz año seta

    ResponderEliminar
  2. Hola: eres seguidor de mi blog y hace una semana lo he bloqueado para que solo las personas que yo quiero puedan tener acceso a el.
    Si sigues interesado/a en seguir viendo mi blog, mandame un correo a aguedagm74@hotmail.com para que te autorice. Después te llegará a la carpeta de CORREO NO DESEADO un mensaje mío para acceder.
    Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias poor tu info, me saco de un apuro! ¿de donde es la imagen de referencia?

    ResponderEliminar

lunes, 17 de septiembre de 2012

Distintos largos de Falda y un poco de su historia



La falda es una prenda de vestir primordialmente femenina que cuelga de la cintura y cubre las piernas, al menos en parte. Suele ser de tela y de forma cilíndrica o tronco-cónica, y a diferencia de los pantalones no está dividida.
En su versión más sencilla puede ser un trozo de tela que se enrolla en la cintura (pareo, sarong), aunque la mayoría de las faldas son ajustadas en la cintura y más amplias según se desciende. Dependiendo de las épocas, las modas y el exhibicionismo de quien la lleve, la longitud de la falda puede ir de poco más que un cinturón, llegar hasta el suelo, y cualquier otra medida intermedia.
Algunas faldas medievales llegaron a tener más de tres metros de diámetro en la base. En el extremo contrario las minifaldas de los años 60 (y siguientes) son prendas mínimas que pueden llegar a no cubrir la ropa interior estando sentado, y en casos extremos ni estando de pie, para estos últimos se emplea el término de falda-cinturón o microfalda.
Existe también un tipo de faldas montadas en un cuerpo que forman una sola pieza, que se le da el nombre simplemente de vestido. Suele utilizarse en reuniones sociales de gran formalidad.
Hacia el siglo XVI, la falda de la gente de pueblo era una pieza cuadrangular de tela, con un agujero en el centro, por el que se ajustaba a la cintura mediante un cinturón o simplemente una cuerda, de modo que colgaban cuatro picos.
 Durante el siglo XIX los cortes de la faldas en la cultura occidental sufrieron más variaciones que en ninguna otra época. La cintura de la falda empezó a estar situada a la altura del pecho (debajo de los senos) y fue bajando paulatinamente hasta la cintura. Al principio fueron bastante estrechas y se fueron ensanchando hasta llegar a la crinolina, el polisón, el corsé y el miriñaque (armazones bajo las faldas para darles volumen). Durante todo el periodo, el bajo osciló desde debajo de la rodilla hasta el suelo.
 Desde 1915, las faldas de día dejaron de arrastrarse por el suelo. Durante los siguientes 50 años, las faldas se volvieron cortas (años 20), luego largas (años 30), después más cortas (los años de la Segunda Guerra Mundial), después largas y se volvieron extremadamente cortas en los años 60, cuando se hicieron tan cortas como fue posible sin llegar a enseñar la ropa interior, lo que en aquella época constituía un tabú.
A partir de los años 1970 la popularidad de los pantalones para todo uso ha hecho que ninguna longitud de falda haya sido dominante, coexistiendo las minifaldas con las faldas por la rodilla o incluso las faldas largas.

3 comentarios:

  1. Niñaaaaaaaaaaaaa
    Enséñame a cosel, que me haga mandiles de volantes pa bailalllll.

    Feliz año seta

    ResponderEliminar
  2. Hola: eres seguidor de mi blog y hace una semana lo he bloqueado para que solo las personas que yo quiero puedan tener acceso a el.
    Si sigues interesado/a en seguir viendo mi blog, mandame un correo a aguedagm74@hotmail.com para que te autorice. Después te llegará a la carpeta de CORREO NO DESEADO un mensaje mío para acceder.
    Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias poor tu info, me saco de un apuro! ¿de donde es la imagen de referencia?

    ResponderEliminar